Blog

7 nov2014

Análisis de la encuesta del CIS de octubre (I)

intencion de voto directa 01La encuesta del CIS de Octubre de 2014 ha generado un auténtico seísmo en la política española. Por primera vez Podemos se ha situado como primera fuerza política en intención directa de voto, por encima del PSOE y del PP.

Sin embargo, la estimación de voto, que tiene en cuenta otras variables (recuerdo de voto, simpatía, etc.) modifica este resultado.

Para que podamos hacernos una idea clara del porqué de esta diferencia entre la intención de voto y la estimación del voto, podríamos decir que la intención de voto son las pruebas médicas que le hacen a un paciente, mientras que estimacion CIS 02la estimación se corresponde al diagnóstico médico, una vez realizadas las pruebas. Es decir, un médico, para determinar qué le ocurre a su paciente, ha de tener en cuenta las pruebas médicas, pero también otras variables como la edad, su forma de vida o su historial médico, etc.

Aun así, podemos decir que la evolución de la intención de voto directa a Podemos es muy significativa, como se puede observar en el siguiente gráfico.

03 evolucion

Hay que recordar que aunque se publicó primero, el trabajo de campo del sondeo de Metroscopia (28 al 29 de octubre de 2014) se realizó posteriormente al del CIS de octubre (1 al 13 de octubre), realizándose además en la semana en la que saltaba la operación Púnica.

Podemos alcanzar las siguientes conclusiones analizando el anterior gráfico:

  • El PP se desploma en intención directa de voto a partir de los escándalos de corrupción de las tarjetas black y la Operación Púnica, así como por la crisis del ébola.
  • El PSOE, que mantenía una ligera recuperación, en la encuesta de Metroscopia se estanca.
  • Podemos, por el contrario, aumenta exponencialmente su apoyo según aparecen los distintos casos de corrupción que están corroyendo el sistema político español.
  • UPyD e IU han dejado de ser el voto refugio de los españoles ante el bipartidismo debido al auge de Podemos, y se convierten en fuerzas residuales.

Estudiemos ahora esta misma evolución vinculada al voto estimado, con las lógicas reservas debido a la distinta metodología utilizada por las distintas encuestadoras.

 04 evolucion estimacion

Analizando el voto estimado de las distintas encuestas, podemos extraer las siguientes conclusiones:

  • El PP se diluye según aparecen casos de corrupción (analizaremos cómo evoluciona la preocupación de los españoles por este tema).
  • El PSOE mantiene un crecimiento pequeño, pero sostenido.
  • Podemos aumenta sus expectativas hasta convertirse en la fuerza más votada.
  • IU y UPyD siguen trayectorias inversamente proporcionales a las de Podemos.

"Spanish corruption"

economistObviamente la preocupación de los españoles por la corrupción ha aumentado sensiblemente en los últimos meses. El malestar ciudadano por los escándalos se ha disparado. Al mismo tiempo, se mantiene la percepción de la mala situación económica, que a pesar de los esfuerzos del gobierno, no logra mitigarse.

Si analizamos la serie histórica del CIS, en 2011 la corrupción solo era uno de los dos principales problemas para el 2,9% de los españoles. En 2012, tras los EREs y el caso Noos, aumentó hasta el 8,6% y a partir del caso Bárcenas (2013), la corrupción se convierte en el segundo problema para los españoles tras el desempleo, con el 40%. En el CIS de julio aumentó hasta el 42,7% y en el CIS de octubre se mantiene en el 42,3%.

05 problemas

Por el contrario, y a pesar de los esfuerzos del Gobierno por sostener el discurso de la recuperación económica, el desempleo se mantiene como primer problema para los españoles en torno al 80%, lo que desbarata sus esfuerzos para trasladar a la ciudadanía que estamos saliendo de la crisis.

Respecto a la situación política, cuando Mariano Rajoy tomó posesión el 74,1% la consideraba mala o muy mala y ahora esa impresión la tiene el 80,5%. La estabilidad que, según el PP, proporciona su mayoría absoluta ha empeorado la percepción ciudadana de la política. Es decir, con altibajos en tres años de legislatura ha bajado ligeramente la percepción negativa de la situación económica y ha subido la política, aunque ambos datos se mantienen por encima del 80%.

Y lo que ha cambiado, sobre todo, es que en octubre de 2011 solo un 9,2% apuntaba a la corrupción como el problema principal de España y ahora esa cifra llega al 42,3%. Es decir, a la crisis económica y política con la que Rajoy inició la legislatura, se ha sumado la crisis institucional que es la causa de que los ciudadanos manifiesten su impresión de que la corrupción afecta gravemente al país. En el momento en el que se suman todos esos factores, una gran parte de los ciudadanos ha encontrado refugio en Podemos. Al inicio de la legislatura eran IU y UPyD los que recogían una parte mínima de ese malestar y otra parte importante, siempre según la serie histórica del CIS, iba a la abstención. El partido de Pablo Iglesias ha logrado arrastrar a una porción importante de los que daban la espalda a las urnas.

Comportamiento electoral.

En las elecciones generales celebradas en 2011, el PP arrasó con el 44,62% de los sufragios y 10,8 Millones de votos, pasando por encima del PSOE que obtuvo el 28,73% y casi 6 millones de sufragios. La participación fue de un 71,69% del censo electoral.

Por el contrario, el último CIS arroja unos resultados muy diferentes, con unas transferencias de voto alarmantes para los dos grandes partidos, pero especialmente para el PP.

Para calcular la estimación de participación de la encuesta, hemos partido de la hipótesis de que los sociólogos del CIS han estimado que el voto directo, sobre el total de la población con derecho a voto, de Podemos es el mismo que sobre la participación. Es decir, si alcanzan un 17,6% sobre censo, el 22,5% es sobre la participación. Esto nos permite calcular que la participación estimada para las próximas elecciones generales es del 76,8%.

Con esta participación, los resultados serían los siguientes (siempre según la fórmula de estimación del CIS): 06 votos CIS Pasemos a analizar las estructuras de voto de las diferentes fuerzas políticas y sus correspondientes transferencias de voto.

Partido Popular

El CIS atribuye al Partido Popular una intención directa de voto del 11,7%, lo que representa, sobre el total del censo, 4 millones de votos. Podemos afirmar que este es el actual voto duro del Partido Popular.

Por otro lado, la encuesta establece un 28,3% de recuerdo de voto PP sobre censo, lo que supondría 9,8 millones de votantes (Pregunta 29a). Por tanto, nos encontramos con que hay un 1 millón de votantes que ya no reconocen haber votado al PP en las elecciones de 2011. Estaríamos ante electores que parece que se arrepienten de haber votado al PP o de potencial voto oculto del partido.

En la pregunta 16 de los cruces por recuerdo de voto con probabilidad de voto al PP, estimamos que los que sitúan en el 0, no volverán a votar al PP bajo ninguna circunstancia. Esto supone un 17,1% sobre 9,8 millones, es decir, 1,7 millones de votantes.

Esto deja el potencial techo del Partido Popular en 9,1 millones, 1,8 millones más del voto estimado por el CIS.

Como decíamos antes, el CIS atribuye al PP una intención de voto de 7,3 millones de electores, con un voto duro de 4 millones y u 07 voto PP2n techo de 9,1 millones.  Con estas cifras, la estructura del voto popular es la que se muestra en el gráfico de la derecha.

Es decir, los que declaran su intención de votar al PP (11,7% sobre el censo) es lo que denominamos voto duro. La diferencia hasta la estimación del CIS del 27,5%, son los 3,3 Millones de votantes que si bien no afirman con rotundidad que votarán al PP, el CIS estima que lo más probable es que terminen haciéndolo. A estos votantes, los denominamos voto blando.

Las transferencias se corresponden con aquéllos que afirman que no volverán a votar al PP en ningún caso y que antes han votado PP. El voto que ha perdido el PP en beneficio de otras fuerzas políticas o de las abstención (no recuperable) se eleva hasta los 1,7 millones de electores.

Por último, nos encontramos con 1,8 millones de votantes que se encuentran en la abstención. La diferencia con el anterior grupo es que se trataría de abstencionistas potencialmente recuperables.

En próximas entradas, siguiendo con la metodología propuesta, analizaremos las entradas y salidas de votos del PP y del resto de fuerzas políticas.

Añadir comentario
Comentario
Introduzca su nombre
Introduzca un email válido
* Campo requerido

Augusto García Cardoso -

Excepcional análisis, enhorabuena. Un saludo.