Blog

11 nov2014

El tiempo nos ha dado la razón...

Consulta2014_EDIIMA20140922_0571_5Ser pioneros tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes.

Desde que en 2011 empezamos nuestra andadura hemos ido consolidándonos como la consultora en geomarketing y microtargeting político de referencia en España y América Latina.

Durante este tiempo los éxitos han ido avalando nuestra metodología, al mismo tiempo que íbamos enriqueciendo nuestra experiencia gracias a nuestros clientes en España, desde luego, pero también en Chile, Ecuador, México, Bolivia, Argentina y Uruguay. Y, sin embargo, no era extraño que, principalmente cuando nuestros resultados no favorecían a alguna posición en concreto, se pusieran en duda nuestras conclusiones.

Desde nuestro punto de vista el resultado de la Consulta catalana ha venido a darnos la razón con el tiempo.

Empecemos con los antecedentes. En octubre de 2013 (hace ya más de un año) publicamos en nuestra web un estudio bajo el título "Qué pasaría si hubiera referendum de independencia en Cataluña" utilizaba nuestra metodología para intentar analizar el comportamiento de la población catalana.

Debemos recordar que, por aquel entonces, Artur Mas todavía no había pactado con ERC, ICV y la CUP el enunciado de las preguntas que posteriormente ha sometido a consulta el pasado domingo 9 de noviembre.

Posteriormente, este estudio ha tenido cierta repercusión mediática y ha sido recogido por los dos principales diarios de referencia en España, El Mundo (22/12/2013) y El País (15/7/2014). A raíz de aquello, no ha sido infrecuente que nuestra metodología haya sido puesto en duda por algunas personas cercanas a posturas favorables a la consulta, aunque lo normal han sido los comentarios de elogio.

Es complicado analizar la consulta del domingo, dadas las "peculiares" características de la misma. El censo del 9-N, por ejemplo, ha incluido cerca de un millón más de personas que el de las últimas autonómicas —porque pudieron votar los menores de entre 16 y 18 años (unos 134.000) y entre 800.000 y 900.000 extranjeros—, con lo que se calcula que el pasado domingo estaban llamados a las urnas unos 6,3 millones de catalanes. Aún así las coincidencias son muy ilustrativas. Ante la ausencia de un censo sobre el que poder trabajar y de las dificultades que la Generalitat pone para obtener los datos, nos hemos visto obligados a utilizar el último censo válido, que fue el utilizado en las Elecciones Europeas de 2014, para nuestros cálculos.

De manera muy rápida —porque el informe completo sigue disponible en nuestra web— vamos a repasar las principales conclusiones del informe y su equivalente en la consulta:

  • Sólo el 39,05% del pueblo catalán deseaba la independencia, frente a un 34,46% que optaba porque Cataluña siguiera siendo una Comunidad Autónoma o  23,10% de los consultados que preferirían que Cataluña fuera un estado dentro de España. Curiosamente esta cifra es muy similar a las distintas aproximaciones del resultado que se dan desde distintos medios (36,59% según la Generalitat), lo que vendría a mostrar una altísima movilización del independentismo, pero una escasa capacidad de crecimiento.
  • En nuestro informe, estimábamos que la intención de voto independentista —si se planteaba, como en este caso, una pregunta cerrada con respuesta de “sí” o “no”— crecía mínimamente respecto al sentimiento independentista (5,8 puntos). En este caso, el resultado del "Sí-Sí", en cifras absolutas, ha sido ligeramente superior, un 4,16%, lo que de nuevo viene a refrendar esta idea.

Mapas

En cuanto al análisis territorial podría bastar, prácticamente, con comparar visualmente nuestro mapa con el de los resultados de la Generalitat pero es que, además, existe una enorme coincidencia en cuanto a las conclusiones del estudio que, por lo tanto, se ven ratificadas:

  • En nuestro estudio, ninguna de las 27 ciudades catalanas con más de 42.000 habitantes —donde residen más de 4 millones de personas— se registraba una mayoría independentista. Si comprobamos el resultado de la Consulta, en estas mismas 27 ciudades el independentismo, de media, sólo ha obtenido el 28,16% sobre el censo y no ha ganado en niguna de ellas. Su mejor resultado lo ha cosechado en Girona, con un 46,06%. En Barcelona, el independentismo sólo representa al 35,1% de los llamados a votar.
  • Por otra parte, en nuestro informe, reflejábamos que de las más de 600 ciudades favorables al independentismo, sólo 139 de ellas (un 21 %) superan los 2.000 habitantes, y únicamente 16 (2,4 %) estaban por encima de los 10.000. En este caso, el resultado de la consulta ha sido para los independentistas peor, incluso, de lo previsto, puesto que sólo ha vencido en 554 municipios, de los cuales 117 (un 21%) superan los 2.000 habitantes y únicamente 13 (2,3%) están por encima de 10.000. La ciudad de mayor tamaño donde se imponen los independentistas es Vic, con 41.191 habitantes.
  • Queda confirmado, por tanto, que el independentismo es una opción arraigada en pueblos y ciudades pequeñas —aunque ha perdido cierto fuelle—, en contra de lo que ocurre en ciudades medianas y grandes —donde sí se han movilizado más. Dado que la amplia mayoría de la población catalana se concentra en ciudades de este último perfil —solo el área metropolitana de Barcelona aglutina más del 40 % de la población de Cataluña—, esto implica que la amplia mayoría de la población reside en lugares donde el sentir independentista dista mucho de tener una fortaleza incontestable.

Por último, cabe destacar que la desviación media de lo previsto en nuestro estudio, por municipios, sobre los porcentajes alcanzados por el independentismo es sólo de 2,18 puntos y que en 109 municipios la diferencia es inferior al 1%, con lo que, coloquialmente, podemos presumir de haber "clavado" los resultados de la consulta con más de un año de antelación.

Es más, si observamos estos dos gráficos de dispersión, vemos, no sólo que las tendencias marcadas por nuestro estudio eran las correctas —los puntos se concentran dibujando una línea en diagonal— aunque son, por regla general, algo superiores al resultado obtenido por el independentismo, sino que además el grado de movilización, particularmente en las grandes ciudades (gráfica inferior) ha estado sensiblemente por debajo de lo esperado para los independentistas.

CoincidenciaCoincidencia entre ambos estudios

Nuestra misión empresarial está comprometida con la búsqueda de la excelencia en nuestro trabajo. En Dialoga, frente a los gurús, las intuiciones, las hormonas o la falta de rigor, apostamos por enfoques científicos y rigurosos y defendemos que las decisiones y la estrategia, también en la política y en la acción de los gobiernos, deben apoyarse en datos.

Añadir comentario
Comentarios
Introduzca su nombre
Introduzca un email válido
* Campo requerido

Miguel Angel Requejo Alfageme -

No me ha sorprendido el informe y refleja lo que de forzado tiene el sentimiento independentista, por un lado la labor incesante de los independentistas en pro de su meta y por otro lado el comportamiento de avestruz de Madrid hacen lo suyo. Pero está muy bien este trabajo de afinamiento que permite despejar la neblina y ver con mayor claridad. La gente, en general, está preocupada por otras cosas. Un saludo y un buen trabajo.

Augusto García Cardoso -

Excepcional trabajo una y mil veces. Felicidades. Un saludo.