Blog

7 nov2019

El procés y la exhumación, ¿están marcando las tendencias electorales?

En la actualidad todos los sondeos buscan captar las tendencias en la fluctuación del voto, algo de vital importancia en un panorama con un sistema de partidos cambiante y bastante lejos de los anclajes bipartidistas del pasado. 

La amplitud del mercado electoral sumado a la convulsa situación política del país lleva a que las intenciones de voto sufran variaciones, no sólo entre elecciones sino también dentro de la propia campaña electoral. Los medios quieran hacerse eco de esas fluctuaciones de los votantes de cara a las elecciones con sondeos semanales y en ocasiones casi diarios.

Hay un alto porcentaje de ciudadanos que eligen su voto durante la campaña, en el CIS postelectoral de las elecciones del 28A un 22,4% de los encuestados afirma que los argumentos y propuestas programáticas que dieron durante la campaña los partidos y candidatos/as se trató de la razón principal que le animó finalmente a votar. Por otro lado, el 15,7% de los encuestados que fueron a votar, decidió su voto durante la última semana de la campaña electoral, unos días antes de las elecciones.

Prácticamente el 60% de los encuestados por el CIS[1] afirma tener conocimiento de los resultados de los sondeos, aunque tan solo a un 11,9% de estos les ayudaron a decidir a qué partido votar. Sirvió para reforzar la decisión del 45% y para animar a votar al 29,4%.

[2]

Como en todos los casos, y dada la fecha del trabajo de campo, hay una especial diferencia entre las estimaciones del resto de encuestas y el macrobarómetro del CIS. Este recoge una crecida desde el 28A mientras que el resto una caída.

Se da una caída del PSOE desde las elecciones del 28A, aunque no está marcada la situación catalana porque las estimaciones se mantienen en una línea similar antes y después de la sentencia. Tampoco se han recogido cambios especialmente importantes tras la exhumación de Franco, mientras que algunos sondeos como los de NC Report estiman una ligera subida, Sociométrica lo hace con una caída de en torno a dos puntos.

En el bloque de la derecha se da una situación parecida, las diferencias entre encuestas no difieren más de dos puntos entre sí. A excepción del CIS, que teniendo en cuenta las fechas del trabajo de campo es comprensible que no se recojan las fluctuaciones producida por el asunto catalán y la exhumación de Franco.

El PP tiene una tendencia clara al crecimiento desde el CIS de septiembre, esto se ha mantenido en el tiempo con un ligero repunte tras la sentencia del procés, y sin variaciones especialmente trascendentales tras la exhumación, en algunos sondeos crece y en otros cae pero manteniéndose en la línea de por encima del 20% sin superar el 22% en casi ninguna estimación tras la exhumación.

El desplome de C’s es recogido en todas las encuestas. Las encuestas recogen una pérdida de votos claras tras el 15 de octubre, quizás de esta caída haya podido verse beneficiado el PP que claramente había estado creciendo a costa de pérdida de votos por parte de sus dos adversarios más directos, VOX y C’s. 

En el caso de Vox se da un claro cambio en las tendencias, iba en caída desde los últimos comicios, pero los dos acontecimientos que están marcando la agenda le han beneficiado y reforzado. Es decir, tanto la sentencia como la exhumación han propiciado un crecimiento que los ha colocado como tercera fuerza en muchas de las encuestas. Dado que no se produce una pérdida relevante para el PP en los picos de mejoría de Vox, este crecimiento se puede dar a costa de C’s y su descenso o por la movilización de un electorado en la abstención. 

Como en todos los casos que hemos analizado, las tendencias de UP entre los datos obtenidos del CIS y del resto de sondeos, difieren. En el caso de los sondeos todos esperan una caída de Unidas Podemos hasta de tres puntos, con una diferencia de estimaciones de en torno a dos puntos. Mientras tanto el CIS estima un leve aumento de su intención de voto. Como en el caso del PSOE sería mayor el porcentaje de voto al obtenido en los anteriores comicios, pero menor a la estimación del barómetro de septiembre.

En elecciones con una volatilidad tan alta y con escenarios cambiantes, la estimación a partir de encuestas es difícil. Esto ha quedado reflejado en las amplias diferencias que nos ha mostrado el análisis efectuado y especialmente marcado por los dos temas de actualidad, el juicio del procés y la exhumación de Franco.

Esto nos permite extraer algunas tendencias comunes y relevantes en las distintas encuestas, aunque todas posean matices según la fuente.

  • La victoria del PSOE, aunque cada vez con menor diferencia y con resultados peores a los del 28A
  • La tendencia al alza del PP que se ha visto reforzada gracias a la sentencia y la exhumación
  • La caída de entre 6 y 7 puntos de C’s.
  • La irrupción de Más País en el Congreso
  • El cambio en la tendencia de Vox a partir de las cuestiones de agenda que han marcado la campaña electoral, situándolo como la tercera fuerza cada vez más reforzado.
 

[2] Gráfica ordenada por orden cronológico del trabajo de campo. Llorente y Cuenca (9-12 octubre), CIS prelectoral (21 septiembre-13 de octubre), Celeste-Tel (21-24 octubre), GAD3 (21-24 octubre), SigmaDos (tracking anterior 25 de octubre), Hamalgama (22-25 octubre), NC Report (18-25 octubre) y Sociométrica (24-26 octubre), NC Report (14-30 octubre), GAD3 (14-31 octubre), Celeste-Tel (25-31 octubre), Hamalgama (29-31 octubre) y Sociométrica (31 octubre-2 noviembre)

 

[1] CIS poselectoral elecciones del 28 de abril de 2019

Añadir comentario
Comentarios
Introduzca su nombre
Introduzca un email válido
* Campo requerido
No hay ningún comentario